Por: @picosuárez

A pocos minutos de las 9 de la mañana, María Fernanda Flores, directora y creadora de la Escuela Itinerante de Periodismo, dio la apertura del 1er Foro dirigido principalmente, a los estudiantes de Comunicación Social. En esta intervención resaltó la pasión por la profesión y el no tener miedo a ejercerla. Posteriormente vinieron los expertos de la materia, con la reconocida periodista con alta trayectoria y también profesora, María Isabel Párraga orientando su tema: “Periodismo: sin pasión, lo que hay es olvido”.

La ponente hizo todo un recorrido por los profesionales de la labor, donde se puede nombrar a Bob Woodward, a Oriana Fallaci, siguiendo con la bloguera cubana Yoani Sánchez entre otros grandes, profundizando en lo que era el amarillismo, y otras áreas que a lo largo de la historia han sido de relevancia y que a su vez, necesitamos poner en práctica en la prensa venezolana.

Seguido de ella, Gladys Rodríguez tomó la palabra, explicando detalladamente lo que todo periodista debe tener, y que en su trayectoria, ha aplicado para lograr el éxito que hoy en día cuenta. Desglosando cada letra del término “periodismo”, extrajo los valores fundamentales que los nuevos y futuros periodistas del país, deben tener para lograr ser mejor, “más no creerse el mejor”.

Luego de una pequeña pausa, hubo un refrigerio brindado por Estación Central, lo cual sirvió para una interacción informal con los panelistas, donde algunos aprovecharon para tomarse fotos, hacer preguntas un poco más directas, y otros a entablar una sencilla conversación de la cual amablemente, todos accedieron.

La tercera intervención fue dirigida por Pedro Luis Flores quien recalcó lo fundamental que es el modo de la opinión como género urgente destacando y dejando en claro, desde su perspectiva, que la democracia también está conformada por la crítica y el disentir, aclarando que el hacer críticas al cualquier gobernante, no lo hace militar en ningún partido político. “Esto no debe ser visto como ilegal”, puntualizó.
Una de las cosas de las que se notó profundamente preocupado, es “el notable daño que, por parte del gobierno, se les está haciendo a los ciudadanos, dejando creer que la opinión del informante, está mal vista”, expresó. La opinión es un genero periodístico aseguró Flores quién además dio un breve repaso a todos aquellos programas que la televisión venezolana ha realizado, siendo plataforma de denuncia y portavoz de ciudadanos. Al respecto lamentó que estos se hubieran eliminado, más por presiones que por “no ser rentables”.

Por último Unai Amenabar cerró con una muy clara postura, dejando en claro, que la labor del periodista, si bien, no es muy bien pagada, tiene el atractivo de vivirla con pasión. La ponencia llevó el nombre de Periodismo, con P de “presión”. “El miedo no puede permitir que nos doblegue, nadie ha dicho que es una carrera fácil”, aclaró Amenabar acotó que es “aburrido estar del lado del gobierno”, y que por dicha razón, se considera crítico y “siempre opositor ante cualquier mandatario de turno”.

“El periodista, por definición, es rebelde, y siempre se encuentra del otro lado de la acera”, destacó que no hay que ser complacientes con las preguntas, hay que cuestionar, reprochar, criticar, reclamar, y entrar por diferentes áreas a la noticia.

 

“El periodista está para pellizcarle las nalgas al poder”. Unai Amenabar

De esta manera, cerró de manera exitosa esta gratificante experiencia. Yo, como nuevo estudiante del primer trimestre de Comunicación Social, no me arrepiento de cursar dicha carrera. El escuchar que estos periodistas asumen así esta carrera siento los mismo. La adrenalina y la pasión corren también por mis venas. Sin duda alguna, los periodistas de éste foro, como la Directora de la escuela, son referencia evidente del ámbito en el que me quiero desarrollar, teniendo claro y aspirando llegar al menos cerca de lo que cada uno de ellos han hecho por esta labor, donde más puedan mis valores que el miedo ante los poderosos, y la autocensura que por medio de amenazas, siempre buscará intimidar.

Gracias totales, gracias infinitas, por reafirmar mi amor por este país, y a esta profesión. Espero en un futuro encontrármelos y crecer tanto como lo han hecho ustedes… y que el día de mañana, los recuerde y sean base de lo que yo quiero hacer.

 

-Pico Suárez.